Cataplasma para Dolor de Espalda

Los dolores de espalda pueden ser muy molestos, y también pueden ser la derivación de otros problemas. Por eso antes de realizar cualquier hechizo o crema curativa, visite y consulte a su médico. Recuerde que estos hechizos, rituales y preparaciones sirven simplemente para acompañar el tratamiento de la medicina tradicional.
Aclarado lo anterior pasamos a describir la preparación de una crema tibia o cataplasma para el dolor de espalda.
Adquiera su Manual de Hechizos Vudú AQUÍ


Persona a la que le estan aplicando el cataplasma para dolor de espalda

Procedimiento para realizar un Cataplasma para Dolor de Espalda

En primer lugar ponga a calentar en medio litro de agua seis cucharadas de salvado, dos cebollas bien picadas y dos hojas de repollo. Cuando hierva el agua deje que se cocine todo por diez minutos. Luego retire dicha preparación del fuego y permítala entibiar, desde el momento que esto ocurra podrá utilizar el cataplasma de la siguiente manera:

Consiga un paño de algodón o gasa de unos aproximados treinta centímetros de largo y del ancho de una mano, unte este elemento con la preparación tibia y aplíquela sobre la zona dolorida. Después tome un diente de ajo con su mano derecha y repita las siguientes palabras: "Santa Catalina aplaca este lumbago. Prometo serte fiel en todo lo que digo y lo que hago."

Cuando el cataplasma se haya enfriado sobre la zona donde fue aplicado, tire el diente de ajo y encienda una vela frente a una imagen de Santa Catalina que usted tenga, por tres noches seguidas, rezándole también una plegaria de agradecimiento.
Este ritual lo puede repetir tantas veces como lo crea necesario, pero no más de una vez al día.