Calmar la Gota

A continuación le recomendaremos como calmar la gota, tenga en cuenta que dichos consejos sirven solamente para acompañar el tratamiento de la medicina tradicional. No deje de consultar a su médico de cabecera.
Adquiera su Manual de Hechizos Vudú AQUÍ


Una persona que necesita calmar la gota

Procedimiento para Calmar la Gota

Lo que se recomienda para calmar un caso de gota, es tomar en ayunas y todos los días un té de cebada, dejando de lado las comidas con carnes rojas. Pero si está sufriendo una crisis de dolor, friccione la zona dolorida por varios minutos con una mezcla de alcohol y alcanfor; más tarde cúbrala con un algodón. Ahora agarre un purgante de aceite de ricino, y luego que pasen diez horas, tome toda la leche que pueda a toda hora del día. Preste mucha atención, si dicha leche no le produce desbarajustes intestinales, no tome más de un vaso al día.

En el momento que sienta que el dolor o hinchazón está bajando su intensidad, permita pasar una semana y coloque en la zona afectada compresas de hojas de tabaco. Mientras tanto las compresas están sobre su piel trabajando, diga en voz alta: "Quiero librarme de este mal que se almacena dentro de mi cuerpo. Lo sacaré hacia afuera y nunca más me volverá a incomodar."
Le recomendamos que se vista con colores curativos, como lo es el azul marino o el violeta; también procure dejar cerca de su cama un vaso lleno de agua y con un puñado de sal gruesa. Renuévelo todas las noches antes de irse a dormir.