La Luna y los Hechizos

El biorritmo animal, el ciclo de las plantas y las mareas están fuertemente relacionados con las cuatro fases lunares existentes. Si somos cautelosos y le prestamos atención a nuestro estado de ánimo y energía vital, nos daremos cuenta fácilmente de la influencia que tiene la luna en nuestros cambios de comportamiento. Quizá por este motivo la magia ha estado siempre unida a la energía lunar, ya que los hechiceros pensaban que los satélites influían en el destino de las personas, si son invocados y utilizados como se debe.

El Sol siempre ha sido considerado como una energía masculina, que rige sobre la actividad y el pensamiento intelectual. Pero por otro lado la Luna se considera femenina, por ser la que se conecta con la intuición y los afectos de las personas. Por dicha causa muchísimos hechizos de amor tienen en cuenta las fases lunares para realizar las ceremonias o los ritos correspondientes.


La luna y los hechizos

Los beneficios de las fases de la Luna y los Hechizos

Luna Nueva: Para relaciones que recién inician.

Luna Creciente: Para cuando la relación ya está circulando.

Luna Llena: Cuando se quiere lograr la plenitud amorosa y sexual.

Luna Menguante: Sirve para aliviar las penas de amor y cortar cortes de lazos.